Tendencias de diseño web en 2017

Escrito poramsantiago Categorías: Diseño gráfico

Hablar de modas y tendencias siempre resulta una empresa complicada debido al amplio rango de ejemplos entre los que escoger puntos comunes que puedan constituir un estilo representativo. En el caso del tema que nos ocupa hoy resulta aún más difícil estandarizar estas tendencias porque nos encontramos con corrientes totalmente opuestas que tienen una fuerte presencia entre el diseño web de 2017. Hoy desgranamos algunas de las últimas tendencias de diseño web para vosotros y esperamos vuestras opiniones al respecto. Así que ¡al lío!

Descubre las últimas tendencias de diseño web en 2017

Layouts 

 

tendencias de diseño web en 2017

 

 

En los últimos años se ha disparado el uso de dispositivos como tablets o smartphones son muchos los usuarios que realizan sus búsquedas y navegan por internet a través de estas pequeñas pantallas. Cada vez es más común el diseño web denominado ‘mobile first’, es decir, pensado antes para dispositivos móviles que para escritorio. Es por ello que proliferan los layouts basados en rejillas y con diseño de tarjetas o módulos: Estos diseños permiten la disposición de contenido de una forma visual, atractiva y usable para el usuario. Otra ventaja de este tipo de diseño es que esas tarjetas o módulos se reubican según el ancho de la pantalla y hacen que la adaptación responsive sea más sencilla. Además, al colocarse los bloques uno bajo otro se consigue un layout vertical o ‘long scroll’, el más adecuado para dispositivos móviles, ya que permiten una navegación fluida y evita clics innecesarios que puedan aburrir a nuestros usuarios.

En total contraposición al layout de rejilla encontramos otra tendencia con peso entre los diseños web de este año: El caos aparente y los diseños abiertos. Cada vez más diseñadores optan por la desestructuración y la asimetría en sus diseños: elementos flotantes, bloques que se pierden tras el borde de la pantalla, líneas diagonales para dinamizar, combinación de texto en horizontal y vertical… aportan originalidad y estimulan la actividad del usuario creando una experiencia única y especial.

 

 

Menús y navegación

 

 

De nuevo a partir del aumento de visitas web a través de dispositivos móviles encontramos una tendencia que traslada al ‘desktop design’ elementos que típicamente pertenecían al ‘mobile design’. Es el caso de los menús de hamburguesa o los menús ocultos en el lateral: Ambos aportan una mayor limpieza a la página y despejan el espacio para mostrar con más claridad el contenido y comienzan a implementarse en sitios web de escritorio debido a que los usuarios ya conocen estos elementos y saben cómo utilizarlos gracias a la navegación móvil.

A pesar de la ventaja visual que supone ocultar la navegación, estos menús tienen detractores que consideran que dificultan la navegación y usabilidad de las páginas web al crear una dinámica de overclicking que puede llegar a cansar al usuario. ¿Proliferarán o desaparecerán los menús ocultos? ¿Qué opináis?

 

Colores

 

 

En el campo de los colores encontramos que cada vez se escogen las paletas cromáticas con más cuidado incluso utilizando herramientas concretas que nos ayudan con este cometido. Este año crece el uso de colores vivos y brillantes que combinan perfectamente con la corriente retro inspirada en los 80 y 90. También vuelven los degradados caleidoscópicos como fondo en los que destacan grandes tipografías en blanco y, como para contrastar con esta corriente colorista, vuelven los fondos oscuros. ¡Recuerda mantener un buen contraste entre fondo y contenido que facilite la legibilidad a tus usuarios!

 

Tipografías

 

 

Aunque las tipografías de palo se crearon precisamente para las pantallas, el hecho de que éstas tienen cada vez más calidad y resolución ha conseguido que se utilicen tipografías con serifa sin temor a empeorar la legibilidad. También ayuda que una de las corrientes actuales sea mostrar titulares con tipografías gruesas y tamaños exagerados. Este es un estilo que funciona muy bien cuando el resto de la página es limpia y minimalista.

En el caso de los diseños abiertos se suele optar por la superposición de tipografía e imágenes, rompiendo la estática del rectángulo y aportando un punto original a las páginas web.

 

Imágenes

 

 

Con el tiempo, las marcas se han percatado de que resulta más productivo utilizar fotografías propias que comprarlas en bancos de imágenes. Con las fotografías personalizadas se consigue una mayor cohesión de la marca y evitamos el efecto de repetición de imágenes que utiliza la competencia.

Se opta también por las imágenes de calidad a full-width e incluso al uso de cinemagraphs (Gifs en un loop perfecto) o de videos que atrapan la atención del usuario. En general se dispara el uso de animaciones, aunque sean pequeños detalles como efectos hover o animaciones de carga que ayudan a enfatizar las interacciones del usuario con la página. Estos elementos aportan dinamismo y consiguen apartar el aburrimiento de los diseños totalmente estáticos.

También en aras de la personalización nos encontramos con un auge de las ilustraciones a medida que ayudan a desprenderse de esa pátina de “plantilla” de la que se empañan algunos diseños al desear supeditar la imagen a la usabilidad.

 

Conclusión

 

Podemos ver que cada vez tendemos más a la personalización, lo que es lógico al pensar en la gran cantidad de sitios web y competencia que hay en la red. Es muy importante cuidar cada detalle y escoger los elementos que mejor encajen con la marca y su filosofía, sin olvidar que podemos aportar originalidad con pequeños detalles o implantando nuevas tecnologías que tenemos a nuestro alcance. Por ejemplo, la realidad virtual se está introduciendo rápidamente en nuestros hogares y pronto se hará un hueco en el diseño web, permitiéndonos crear formas divertidas y atractivas de implementar el contenido. ¿Qué creéis vosotros?