¿Qué hay que tener en cuenta al diseñar una página web?

Escrito poramsantiago Categorías: Diseño gráfico

Diseñar una página web no es un trabajo sencillo. Cuando emprendemos esta tarea debemos tener en cuenta distintos aspectos que nos ayudarán a plantear un buen diseño que, además de atractivo, sea útil para nuestros objetivos. Es importante saber qué queremos de nuestra página web y a quién va dirigida, de forma que podamos desarrollarla con un fin y con una estructura y un estilo que guíen al usuario hasta la realización de esa meta. Por ello queremos aclarar:

¿Qué factores hay que tener en cuenta al diseñar una página web?

Una vez tengamos claro el propósito del sitio web hay que estructurar el contenido de manera que el lector pueda moverse con facilidad por la página, sentirse cómodo y llegar hasta la llamada a la acción que nos ayude a conseguir el objetivo. En una palabra: La página web debe ser usable, es decir, estar pensada para el usuario.

 

¿Cómo diseñar una página web que sea usable?

Como ya hemos dicho, el contenido debe estar estructurado y la información jerarquizada, de manera que no se produzca una sobrecarga de información que abrume al usuario. Debemos dar la oportunidad al lector de hacerse una idea rápida de qué ofrecemos y conseguir interesarlo en ese primer vistazo. Para ello es importante mostrar la información más importante en primer lugar y utilizar títulos cortos, descriptivos y claros, redactados de forma que resulte atractiva y anime al usuario a profundizar en nuestro sitio web.

Es importante tener en cuenta la legibilidad. Por muy interesante que sea nuestro contenido, si resulta complicado de leer, es probable que el usuario abandone la web antes de haber llegado a nuestra llamada a la acción.

Otro aspecto importante al pensar en usabilidad es la navegación. Hemos de conseguir que el usuario pueda moverse por la página web de forma intuitiva y para ello es muy útil adherirse a los estándares que los internautas ya conocen, como por ejemplo, mostrar el menú en la parte superior o a la izquierda o, si un elemento es clicable, dejar claro que lo es: Por ejemplo, que los botones tengan forma de botón e indiquen cuándo están activos es imprescindible para una experiencia cómoda del consumidor, sobre todo en diseño móvil, cuando a veces resulta complicado saber si hemos pulsado o no en un elemento.

Además hemos de evitar que el usuario llegue a sentirse “perdido”, sobre todo en sitios web amplios. Para ello es muy útil contar con un mapa del sitio web y con breadcrumbs que muestren el camino que se ha seguido hasta la página actual.

Estos aspectos son, como hemos dicho, importantes, pero además deben estar integrados en un diseño atractivo.

 

¿Qué hace que un diseño sea atractivo?

Para empezar, que algo sea atractivo o no es subjetivo, por ello es clave conocer tanto la temática como al público objetivo, de manera que podamos crear un diseño coherente y que resulte agradable para las personas que realmente nos interesan. Aparte de esto, hay conceptos que son comunes a la gran mayoría de buenos diseños web:

Evitar el ruido visual es esencial. Es el claro caso de que menos es más. Una página web sencilla, clara, que deje espacio al contenido para respirar, resulta más agradable para el lector e impide que se abrume con una gran cantidad de elementos. También es importante utilizar una paleta de colores limitada, atractiva a la vista y con un buen contraste entre texto y fondo que haga que el contenido sea legible. La elección de una tipografía fácil de leer y que esta tenga un tamaño adecuado también facilitarán la lectura, lo que, unido a la utilización de un lenguaje adaptado al público objetivo, conseguirá que el tiempo que pasan los usuarios en nuestra página web aumente.

No debemos utilizar demasiadas tipografías ni demasiados colores: Hay que mantener un estilo unificado para los elementos de la página web, hacer que sea coherente. Además, aunque algunos elementos animados pueden dar un toque original a la página, no hay que pasarse con los efectos puesto que pueden resultar molestos y cargar en exceso la página.

Como apunte adicional, es interesante mantener la información de contacto visible en todas  las páginas de nuestro sitio web ya que inspira confianza en el usuario y facilita que nos trasladen sus opiniones o peticiones y mantener una comunicación marca-cliente satisfactoria.

Aunque podría parecer que con estos conceptos podemos diseñar una página web perfecta, lo cierto es que hay que tener en cuenta otros aspectos que no resultan visibles a primera vista pero que harán que la experiencia del usuario mejore sustancialmente.

 

Diseñar una página web: Adaptación, adaptación y adaptación.

Un buen sitio web debe estar adaptado y optimizado. Pero ¿Qué significa esto?

En primer lugar, lo ideal es que nuestra página web cumpla los estándares web, una serie de recomendaciones, requisitos y normas que conseguirán que nuestro sitio sea accesible, interoperable y eficiente. Tener en cuenta estos estándares y adherirse a ellos ayudará a conseguir que nuestra página sea compatible con un amplio rango de hardware y software y que llegue a más usuarios.

El código debe ser limpio y accesible y asegurar una correcta visualización en distintos navegadores. También hay que cuidar la adaptación a distintos dispositivos. Hoy en día, si tu sitio web no está adaptado a móvil, estás perdiendo una gran parte del flujo de visitas: Recuerda que más del 50% de los clics proceden de dispositivos móviles y debemos facilitar la experiencia de todos esos usuarios para que se sientan cómodos en nuestro sitio web.

Otra manera de mejorar la experiencia de los visitantes de nuestra página web es optimizar nuestro sitio. El contenido y las imágenes de una web deben cargar en menos de 10 segundos, que es el tiempo que un usuario está dispuesto a esperar antes de cerrar la pestaña y marcharse a navegar a otro sitio. También debemos evitar que nuestro contenido escrito aparezca en formato flash o imagen, ya que ese texto no podrá ser leído por los robots de búsqueda.

Por supuesto, para que nuestra web sea la mejor, debemos esforzarnos en redactar un contenido interesante que además nos ayude a posicionar nuestro sitio web. Pero eso es material para otro artículo.