¿En qué se basan los precios de nuestras páginas web?

Escrito porAnonymous (no verificado) Categorías: Diseño gráfico, Finanzas

Ya sabéis que tiro de estadística siempre que puedo, y el cálculo del precio de las páginas web no es una excepción. Me parece una de las maneras de estimar nuevos proyectos más honestas y fiables que existen. Cuando me saqué el certificado PMP (Project Management Professional), una de las cosas con las que me obsesioné fue con las métricas y los procesos de mejora continua.

Así pues, basándonos en nuestra experiencia previa, hemos establecido ciertos patrones de proyecto tipo (web informativa, tienda online, membership site, plataforma de crowdfunding, etc.), en los que además consideramos las variables más probables de dispersión en tiempo con las que nos hemos encontrado (que generemos nosotros los contenidos o nos los pasen, que la imagen sea completamente personalizada o una adaptación de un tema, etc.).

Eso nos ayuda a aplicar una estimación de coste basada en el precio/hora de cada uno de los roles que intervienen en el proyecto (consultores, diseñadores, programadores, maquetadores, copywriters, etc.), a la que después le añadimos un 25% de margen que es lo que se lleva la empresa, y que es donde también repercutimos los gastos comerciales y de estructura.

Antes de hacerlo así, reconozco que perdimos bastante pasta durante algún tiempo, pues nuestras estimaciones eran muy optimistas con respecto a las dificultades e imprevistos que siempre acaban surgiendo y que, dependiendo del caso, podían suponer hasta un 30-40% de desviación con respecto a lo considerado inicialmente. De ahí la importancia de medir y mejorar. Si os interesa por curiosidad, las tarifas actuales (sin extras) andan por este rango: ver tarifas web.

En cuanto a los planes mensuales (tarifas marketing online), y el resto de servicios tabulados, el concepto de asignación de precio es parecido, y sólo consideramos las tarifas/hora de mercado según experiencia cuando realizamos acciones puntuales. También aplicamos este último baremo por bolsa de horas, pero con el correspondiente descuento por cantidad (un 10%).

Fuente: Perfiles y salarios en el sector de la Comunicación, el Marketing y la Publicidad 2013, Informe Wellcomm

Soy consciente de que esto contradice las teorías de cobrar según valor generado y no según coste, pero hasta ahora me ha resultado bastante fácil justificar cada partida cuando así me lo han pedido, y considero que nuestros clientes agradecen esa transparencia. La contrapartida es que yo también espero de ellos respeto por la calidad de nuestro trabajo, la cual no me gusta comprometer para ajustar un presupuesto (aunque reconozco que he llegado a hacerlo cuando para comer tenía que elegir entre coger el proyecto con esas condiciones o dejarlo pasar).

¿Qué os parece el método? ¿Alguna sugerencia justificada?