Las cosas claras y el chocolate espeso

Escrito porAnonymous (no verificado) Categorías: Tecnología, Opinión, Marketing

Tener tablas es importante en cualquier trabajo "cara al público" y por eso conviene estandarizar los procesos habituales e incluso practicar de vez en cuando role plays con todos tus empleados que vayan a tratar con clientes.

Como ya vimos en el post de El día de los dos amaneceres, tengo por costumbre ir apuntando todas las píldoras que voy aprendiendo con el tiempo, pero esta vez también quiero compartir con vosotros algunos de nuestros métodos internos. Este, por ejemplo, va orientado a la gestión de espectativas cuando iniciamos un nuevo proyecto web. Debemos asegurarnos que el cliente entiende correctamente todos estos puntos para evitar sorpresas innecesarias. El listado inicial lo recopilé de dos o tres páginas web diferentes aunque bebe principalmente del blog de Shaun Anderson, pero lo hemos ido adaptando (y seguirémos haciéndolo) con unos cuantos ejemplos y recomendaciones personales. Esperamos que os resulte de utilidad tanto a los diseñadores, como a los que lo veis desde el lado del cliente del servicio.

Estos son algunos conceptos que vemos que no suelen quedar del todo claros al principio:

1. No es lo mismo "una web sencillita" (cientos de euros) que un proyecto de Consultoría de Marketing con su correspondiente plan estratégico y/o ejecución (miles de euros).

2. El precio puede cambiar incluso para un sitio web de costes fijos.

  • Los cambios de funcionalidad "sobre la marcha" tienen un coste asociado.
  • Lo que no está en el contrato es un extra. p.e. la formación al personal interno.
  • Los cambios de opinión, deben ser razonables: no puede decirse a todo que si durante las entregas parciales y luego el día de la publicación sacar fallos que tiren abajo el proyecto. Típico caso de "el jefe que no viene a las reuniones y al mes, cuando ve la web, quiere otra cosa".
     

3. Las versiones móviles no pueden/deben ser iguales que las de escritorio.

  • No todos los usuarios se conectan desde la WIFI o con 4G cuando lo hacen desde su móvil, de modo que el peso de la página influye (sobre todo con vídeos o paralaxes).
  • Las imágenes tienen una resolución y un foco, no es lo mismo verlas en 16:9 que en 3:4 (y por eso hay que tener cuidado con los textos).
     

4. Un sitio web debe respetar las leyes.

  • Protección de datos (LOPD).
  • Comercio electrónico (LSSI).
  • Directivas comunitarias (ley de Cookies, repercusión de los impuestos directos...)
  • Y un largo etc. de consideraciones.
     

5. El tiempo del cliente vale tanto como el del proveedor del servicio.

  • Si el cliente suministra el contenido, debe comprometerse a hacerlo en tiempo y forma. La empresa proveedora está sujeta a una planificación, y cualquier modificación tiene un impacto en costes y/o tiempo.
  • Las imágenes, fotografías, vídeos, folletos, etc. también son contenido y tienen diferentes costes.
  • El branding de la empresa también se considera fuera del concepto "página web".
  • No existen los "pequeños favores". El camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones y los cuerpos de millones de desarrolladores bienintencionados. Además, todo por escrito.
     

6. Los sitios web no tienen por qué estar disponibles el 100% del tiempo.

  • Los CMS requieren mantenimiento.
  • Los servidores (también los de correo) se pueden caer y pueden necesitar algo más que "un botonazo".
     

7. Las webs se pueden hackear.

  • Los CMS (Drupal, Wordpress, Prestashop, etc.) y sus componentes (módulos o plugins) deben mantenerse actualizados para evitar vulnerabilidades.
  • No vale simplemente con "planchar" la última copia de seguridad. Hay que cerrar la puerta por la que el hacker ha entrado.
  • Un sitio hackeado puede hundir tus estadísticas en Google.
     

8. Se debe realizar un mantenimiento periódico.

  • Infrastructura: Copias de seguridad, actualizaciones, adaptaciones, etc.
  • Gestión de incidencias.
  • Gestión de las tiendas online.
  • Visibilidad: a través de SEO, SEM, SMO, mailing o todo ello (Inbound Marketing).
  • El hosting y el dominio deben renovarse.
     

9. Los sitios web exitosos evolucionan.

  • Un sito web es una herramienta, no un fin, por eso rara vez están optimizados desde el inicio (sobre todo en eCommerce o modelos de negocio en que la web sirve para captar clientes).
  • Si tu empresa pivota o varía líneas de negocio, tu sitio web no puede quedarse atrás.
     

10. Salir de los primeros en Google no es inmediato y requiere trabajo continuo.

  • Aunque tu escaparate sea muy bonito, como no esté en una calle muy concurrida, no entrará mucha gente. Con tu web pasa igual.
  • SEM = Pago por clic (lo que gastes no vuelve).
  • SEO = Posicionamiento orgánico en buscadores. Debe trabajarse mucho y no es ni barato, ni rápido (aunque a la larga es más rentable).
  • Las páginas deben cumplir unos estándares de base y no vale cualquier punto de partida: un buen SEO requiere acciones adaptativas iniciales y acciones periódicas.
  • Importa el código, pero también (y mucho) los enlaces, el tráfico y el contenido.
  • No es lineal y las cosas requieren su tiempo, pero generalmente cuanto más se invierte, más rápido se llega a objetivos en cada una de las líneas de actuación iniciadas (y por tanto más se abarca en el global).
     

11. Que te encuentren no sólo es cuestión de posicionamiento

  • SMO = Gestión de redes sociales y resto de medios online.
  • Un Community Manager no sólo hace publicaciones periódicas en la web. Estas deben responder a una estrategia y buscar unos objetivos concretos.
  • La originalidad se premia: los vídeos suelen visitarse más que los artículos de blog, los podcasts consiguen público diario bastante fiel, etc.
     

12. Para ahorrar costes, no pienses a corto plazo.

  • El sitio que te hizo tu sobrino, quizás no sea lo mejor para tu negocio.
  • Usa estándares siempre que puedas (los temas "sectoriales" quedan muy bonitos en la demo, pero dan demasiados problemas a la larga).
  • Si es bueno, bonito y barato... probablemente acarree deuda técnica.

 

La gente barre para casa y, generalmente por desconocimiento del esfuerzo necesario para realizar un trabajo, sumado a cierto punto de impaciencia, tiende a esperar resultados espectaculares de manera inmediata. Por eso, para ahorrarnos algunos problemas recurrentes antes de empezar, tratamos siempre de realizar cierta labor pedagógica con los clientes, haciendo especial hincapié en la importancia de mantener una comunicación fluida. No tengo inconveniente alguno en desvelar "los trucos de magia" de la profesión, e incluso lo prefiero antes de que durante la fase de ejecución me anden cuestionando cada paso.

¿Se te plantea alguna duda? ¡Adelante! ¡pregunta!