Consejos de gestión para emprendedores

Escrito porAnonymous (no verificado) Categorías: Responsabilidad social, Opinión, Emprendimiento, Desarrollo de negocio
01 April 0   30

Este artículo forma parte de la serie El día de los dos amaneceres. No es un ensayo per se, si no un conjunto de citas o reflexiones puntuales que en algún momento de la vida se han cruzado en mi camino. Espero que te sean útiles: 

  • Como leí en el blog de Fred Wilson, un CEO sólo debe hacer tres cosas (lo demás se puede delegar): 
       1) Establecer la visión y estrategia de la compañía, comunicándola efectivamente a todas las personas interesadas (stakeholders).
       2) Reclutar, contratar y retener el mejor talento posible para la compañía.
       3) Asegurarse de que siempre haya dinero en el banco.
  • Si no te ganas la vida con ello, tienes un hobby, no un negocio.
  • Busca gente dispuesta a pagar por lo que ofreces... hay miles de personas que utilizarían tu aplicación o aprovecharían tu servicio pero que jamás te darían un duro por tu trabajo (escuchado en el podcast de Joan Boluda).
  • No te enamores de tu producto... si es necesario, pivota, pues sólo venderás lo que la gente está dispuesta a comprar.
  • Olvídate de la propaganda del Gobierno: no te van a facilitar las cosas. Haz lo que tengas que hacer sin contar con ayudas o subvenciones (pero tampoco desestimes lo poco que de vez en cuando pueda caer).
  • No empieces un negocio si no tienes respaldo financiero "suficiente". Ahorra durante algún tiempo todo lo que puedas de tu nómina, pide un préstamo o consigue 6 meses/un año/un año y medio (depende del sector) de autonomía como sea (fondo de tesorería). Después a darle duro.
  • Mucha gente recomienda aferrarse a la nómina para ir creando un proyecto personal en paralelo... yo creo que si has hecho los deberes (plan de proyecto, financiación, etc.), quemar los barcos es un gran aliciente que suele marcar la diferencia y forzarte a dejarte el alma en el proyecto.
  • De vez en cuando oblígate a parar, respirar profundamente y echar un vistazo a tu alrededor: ¿Qué está haciendo tu competencia? ¿Qué tendencias observas en el mercado? ¿Cómo ves a tu gente?
  • Crear, crecer, monetizar. No intentes saltarte ningún paso.
  • Organiza correctamente los cliductos de tu negocio: base, imagen y margen (Crisis, mentiras y grandes oportunidades de Carles Tordecilla y Jordi Basté).
  • No lo veas como un gasto superfluo: ni se te ocurra echar a andar sin un buen pacto de socios. ¿Quién hace qué? ¿Cuánto percibe cada uno exactamente? ¿Qué pasa si no se cumplen expectativas? ¿Qué hacemos si todo se va al garete?
  • Cuando busques proveedores, pide siempre varios presupuestos, y trata de obtener un "ajuste" sobre el primero que te ofrezca cada empresa. No contrates sólo en función del precio, pero seguir esta costumbre te ahorrará muchísimo dinero a la larga.
  • Exige cumplimiento de fechas siempre. No desestime la inclusión de una clausula de penalización por retrasos en tus pedidos si puedes incluirla.
  • No te calientes con el tema del marketing y la publicidad. Al igual que es un suicidio no poner los medios para que tus potenciales clientes te conozcan, resulta absurdo no medir el alcance y retorno de las acciones comerciales. Que no te la den con queso. Nadie te puede garantizar el éxito, pero no te gastes un pastón en la marca y su posicionamiento si la empresa con la que lo haces no tiene portfolio que te guste o no se comprometen con un plan de seguimiento.
  • Aunque lo que hagas tenga muchos usos, empieza por un mercado nicho, y empieza cuanto antes (LEAN Startup). Ese feedback te resultará valiosísimo a la hora de abordar mercados mayores.
  • Hasta que no has firmado, no tienes nada. Sigue buscando siempre y ten en cuenta que aunque te digan que les ha encantado la presentación y que quieren que empecéis a trabajar ya mismo, hasta que no haya algo en firme, tienes que seguir tirando la caña. No te duermas en los laureles por una falsa sensación de "haber cumplido por este mes".
  • "Todo lleva siempre más tiempo del que hayas estimado". Verdad absoluta de la vida. Ponle límites a las tareas que dependan de ti (ver el principio de Parkinson).
  • Aprende a delegar. Así de fácil y así de complicado. Si quieres ser un emprendedor de éxito, no te queda otra. Si puedes permitírtelo aprovecha las ventajas de un buen asistente personal, si no, confía en tus empleados e invierte tu tiempo en formarlos adecuadamente.
  • "Nadie se libra de cagarla de vez en cuando. No importa cuánta experiencia tengas: cada cierto tiempo meterás un gambazo. Siempre encontrarás miles de excusas cuando esto pase... pero por lo menos cuídate de que la causa sea tu mala planificación o falta de previsión." Marcos (Alicante)
  • Necesitas un plan de proyecto, sí... pero es sólo una guía, no te enroques en él porque la realidad es cambiante.
  • Los costes fijos siempre son más elevados de lo que esperas. Mantenlos bajo control con una buena hoja de cálculo con la que proyectar el plan de tesorería.
  • Los cobros tienden a retrasarse. Reserva parte de tu agenda para perseguir retrasos. En el momento que estos se acumulen, acabarás por negociar impagos y perder algunas mensualidades.
  • No todos te pagarán por tu trabajo... es difícil anticiparse a ello, pero cuidado con algunos tipos de clientes

 

Estos son los enlaces al resto de artículos de la serie: